Inicio Día a Día Vacuna contra el SARS-CoV-2: una mirada hacia el futuro

Vacuna contra el SARS-CoV-2: una mirada hacia el futuro

52
0

En días pasados Moderna anunció que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó la solicitud de Licencia Biológica suplementaria (sBLA) de su vacuna más actualizada Covid-19 a partir de los 12 años.  También recibió la Autorización de Uso de Emergencia para personas de 6 meses a 11 años.

La vacuna actualizada COVID-19 de Moderna contiene proteínas spike para el sublinaje XBB.1.5 del SARS-CoV-2 para ayudar a prevenir la COVID-19 en individuos mayores a los 6 meses de edad.

Stéphane Bancel, CEO de Moderna, destaca la importancia de estas actualizaciones en el contexto de la amenaza actual de COVID-19, particularmente durante la temporada alta de enfermedades respiratorias.

A medida que las variantes del virus continúan evolucionando, las vacunas actualizadas desempeñarán un papel fundamental en la protección de las personas durante la temporada de vacunación 2023-2024.

El avance representa un cambio de una vacuna bivalente (2 componentes: cepa ancestral + BA.4 BA.5) a una vacuna monovalente (XBB.1.5), en línea con las recomendaciones de la autoridad de salud pública para actualizar la composición monovalente XBB.1.5 para la temporada de vacunación de este año, principalmente porque la circulación de la cepa ancestral está prácticamente ausente.

La vacuna monovalente trabaja para proteger contra las subcepas XBB.1.5 y ayudará a producir niveles óptimos de anticuerpos protectores, reduciendo el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte5.

Moderna ha recopilado datos clínicos sobre su vacuna monovalente XBB.1.5 que demuestran una respuesta inmune efectiva contra múltiples sublinajes, incluidos XBB.1.5, XBB.1.16 y XBB.2.3.2, así como variantes como BA.2.86, EG.5 y FL.1.5.1. Las agencias de salud pública están monitoreando de cerca la variante BA.2.86, una variante con más de 30 mutaciones en comparación con variantes previas de Ómicron.

Esto ha estimulado a varios gobiernos para acelerar las campañas de inmunización y así aumentar la inmunidad protectora generada por la vacunación previa o la infección con COVID-19. En este escenario, la historia de la vacuna contra COVID-19 está lejos de terminar.

El desafío ahora es aumentar las coberturas de inmunización a nivel mundial, reducir las dudas que existen sobre las vacunas de mRNA y hacer frente a las nuevas variantes del virus. A pesar de los importantes avances en materia de inmunización, se necesita una acción inmediata de la sociedad civil y los gobiernos para abordar problemas críticos y alcanzar los objetivos de coberturas de inmunización en todos los países1.

La doctora Yamile Sandoval Sánchez, gerente médico de la Unidad de Vacunas de Asofarma, dice que los beneficios colectivos de la vacunación son esenciales para contener la propagación de este virus y garantizar la protección de las personas más vulnerables.

Cada día, la ciencia confirma su seguridad y eficacia, lo que pone de relieve la importancia de promoviendo la vacunación entre la población.

«La tecnología de ARNm es una verdadera revolución para combatir enfermedades infecciosas. Ahora debemos seguir promoviendo la investigación con los más altos estándares de calidad, adaptarnos al cambio como sociedad y promover la vacunación anual como un acto de amor individual con un alto impacto social y colectivo», concluyó la doctora Sandoval.

1 Historia de la vacuna contra el Covid-19. Disponible en: https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/spa/2021/12/pdf/picture.pdf Fecha de acceso: 19/9/2023

Artículo anteriorInstituto Espaillat Cabral y su compromiso con el turismo médico
Artículo siguienteMiles de personas tamizadas en Programa de Detección de Cáncer
Revista digital educativa, orientada a promover hábitos que contribuyan a mejorar el desarrollo y la calidad de vida de las personas.