Inicio Nutrición Las setas comestibles, un alimento saludable

Las setas comestibles, un alimento saludable

94
0

República Dominicana

Los hongos o setas comestibles se definen como macrohongos que pueden crecer por encima o por debajo del suelo y cuyo cuerpo fructífero visible y distintivo suele ser el material recogido y consumido como alimento.

Las setas comestibles se pueden encontrar en muchos platos, desde Omelets hasta salteados, aportando muchos beneficios a la salud, incluyendo la prevención del cáncer, bajas en sodio y grasa.

Kjersten Nett, dietista de nutrición en sistema de Salud de Mayo Clinic, describe que existen numerosos motivos relacionados con la salud para consumir estos hongos casi mágicos, entre ellos.

Prevención del cáncer
Los investigadores han descubierto que incorporar cualquier variedad de setas comestibles en la dieta diaria reducirá
el riesgo de desarrollar cáncer hasta en un 45 por ciento. La cantidad recomendada es de tan solo dos mitades por día.

Salud del cerebro
Las setas comestibles también son una fuente natural de fibra, lo que promueve la salud del intestino nutriéndolo de bacterias «buenas».

Se ha descubierto que estas bacterias son neurotrasmisores o sustancias químicas que envían mensajes entre los nervios favoreciendo la estabilidad del estado de ánimo, la concentración, la salud del cerebro y el bienestar mental.

Una seta comestible que llama mucho la atención cuando se trata de la salud del cerebro, es la melena de león. Esta se identifica por su parte superior esponjosa, blanca y larga.

La investigación en etapa temprana demuestra que la capacidad de la seta melena de león es proteger contra el daño neurológico y promover el crecimiento del tejido nervioso, que es importante para quienes padecen enfermedad de alzheimer, esclerosis múltiple y enfermedad de Parkinson.

Aumento de la vitamina D
Las setas comestibles que se exponen a la luz ultravioleta, ya sea a través del sol o de una lámpara de luz ultravioleta, contienen vitamina D, un nutriente vital que puede ser difícil de encontrar en la naturaleza.

La vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba calcio para fortalecer los huesos y los dientes. Tener niveles de vitamina D adecuados también está relacionado con la prevención de la demencia, de la diabetes tipo 2 y del riesgo de muerte prematura.

Fuente de micronutrientes
Estas pequeñas cantidades de nutrientes ayudan a tener un sistema inmunitario saludable. Las setas comestibles son una de las mejores fuentes de selenio, que ayuda al cuerpo a producir antioxidantes que pueden reducir el daño celular.

Fuente de vitamina B
Las setas comestibles son una buena fuente de vitaminas B2, B3, B5 y B9, también conocidas como folato. Las vitaminas B son fundamentales para el crecimiento y la formación de las células. Esto significa que su cabello, su piel y sus uñas pueden estar más sanos, como también su cerebro y su corazón.

Aumento del calcio y el potasio

Un estudio reciente de Mayo Clinic demostró que sumar más calcio y potasio a su dieta podría prevenir la formación y reaparición de cálculos renales.

¿Cómo usar las setas comestibles en las comidas?

Existen miles de variedades de setas comestibles con diversas formas, tamaños y colores, pero puede ser difícil identificar cuáles son las variedades aptas para consumo alimentario, por lo que es mejor comprar las variedades cultivadas que se encuentran en el supermercado.

El sabor y la textura varían según el tipo de seta comestible del que se trate. Los champiñones

Artículo anteriorFisiatras juramentan nuevo comité directivo
Artículo siguienteLa colaboración regional impulsa la transformación digital en salud
Revista digital educativa, orientada a promover hábitos que contribuyan a mejorar el desarrollo y la calidad de vida de las personas.