Inicio Belleza El retinol estimula la renovación de la piel

El retinol estimula la renovación de la piel

25
0

El retinol es uno de lo activos cosméticos que no falta en la rutina diaria de la mujer por los beneficios para estimular la renovación de nuestra piel, además de combatir las arrugas y reducir los poros.

La vitamina A es la denominación genérica de los retinoides naturales o sintéticos que existen en el organismo bajo diferentes formas.

Esta vitamina en forma de activo cosmético es lo que da como resultado el retinol, el cual resulta eficaz para mejorar la textura y el aspecto de la piel; resalta la capacidad de estimular la producción de colágeno y la disminución de la síntesis de melanina que posibilita un cutis más homogéneo.

Efectividad probada

El retinol cuenta con una amplia efectividad probada a la hora de actuar contra los signos de la edad, como arrugas o líneas de expresión. Pero no hay que confundirlo con otros compuestos de su misma familia.

Por ejemplo, de los retinoides, que también derivan de la vitamina A, existen varios tipos y la diferencia radica en su estructura, la concentración y, en consecuencia, a su potencia para prevenir o tratar los signos de la edad. Por otro lado, está el ácido retinoico, que es un retinoide activo y es la forma que las células de nuestra piel reconocen directamente.

Así, el retinol y el ácido retinoico son dos activos que forman parte de la familia de los retinoides. De esta manera, el ácido retinoico se produce cuando la vitamina A, o retinol, se oxida, momento en el que aparece este ácido, con una forma química que resulta más efectiva, ya que es la forma en que las células de nuestra piel la reconocen. Por contrapartida, el ácido retinoico podría tener mayores efectos adversos en nuestra piel.

También podemos encontrar, dentro de esta familia, el retinaldehído, el retinol y los ésteres de retinol.

¿Para qué se utiliza el retinol?

El retinol es un activo cosmético de aplicación tópica que un gran número de estudios médicos y científicos avalan por su eficacia en la reducción de los signos más comunes de la piel que se acentúan con el paso del tiempo, o lo que se conoce como envejecimiento cutáneo.

Numerosas publicaciones científicas confirman su capacidad en mejorar la textura y la tersura de la piel, como la disminución de arrugas y líneas de expresión. También unifica el tono cutáneo, posee un contrastado efecto despigmentante que lo hace capaz de eliminar las manchas de la piel eficazmente por acumulación de melanina.

Fuente:cantabrialabs

Artículo anteriorEl peligro de los rituales de belleza
Artículo siguiente¿Qué hay de nuevo en la tuberculosis infantil?
Revista digital educativa, orientada a promover hábitos que contribuyan a mejorar el desarrollo y la calidad de vida de las personas.