Inicio Día a Día Melanoma: la enfermedad que los hombres deben empezar a tomarse en serio

Melanoma: la enfermedad que los hombres deben empezar a tomarse en serio

10
0

República Dominicana

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más grave. Se desarrolla en las células que producen el pigmento que le da color a la piel. Ocurre con mayor frecuencia en la piel que está expuesta al sol, pero puede presentarse en los ojos y, en raras ocasiones, dentro del cuerpo, incluso en la nariz y en la garganta, explica el doctor Aleksandar Sekulic, dermatólogo de Mayo Clinic.

Los investigadores afirman que los hombres tienen más probabilidades de morir a causa de un melanoma que las mujeres.

Además, a partir de los 50 años, las probabilidades de desarrollar melanoma aumentan cada año para los hombres, a diferencia de las mujeres.

Entonces, ¿Cómo se puede prevenir? Si bien la causa exacta de todos los melanomas no está clara, los dermatólogos de Mayo Clinic saben que limitar la exposición a la radiación ultravioleta del sol y de las camas solares reduce el riesgo.

Factores de riesgo

  • Piel clara
  • Antecedentes de quemaduras por el sol
  • Exposición excesiva a la luz ultravioleta
  • Tener muchos lunares o lunares inusuales
  • Sistema inmunitario debilitado

El melanoma aparece con mayor frecuencia en las partes del cuerpo que están expuestas al sol: el rostro, la espalda, los brazos y las piernas. Los primeros signos suelen ser un cambio en un lunar existente o un crecimiento de aspecto anormal en la piel.

«El gran problema con el melanoma no es solamente que comienza en la piel, sino que se puede diseminar y puede ser mortal», afirma el doctor  Sekulic.

Prevención

  • Evitar el sol durante el mediodía, la exposición solar acumulada con el tiempo también puede causar cáncer de piel.
  • Usa protector solar todo el año, usa un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar de al menos 30
  • Cubre la piel con prendas oscuras y de tejido ajustado que protejan los brazos y las piernas y un sombrero de ala ancha, que brinda más protección que una gorra de béisbol o una visera.
  • Evita las lámparas de bronceado y las camas solares
  • Conoce qué tipo de piel tienes para así notar los cambios, examínate la piel con frecuencia para comprobar si hay nuevos bultos o cambios en lunares, pecas, protuberancias y marcas de nacimiento existentes.

«Es muy importante que se revise la piel. Si descubre algo nuevo, que cambia y no desaparece con una simple hidratación en varias semanas, creo que es una buena idea informárselo a su médico», concluye el Dr. Sekulic.

 

 

Artículo anteriorLos adultos mayores sin actividad social tienen mayor riesgo de deterioro cognitivo
Artículo siguienteCelebran encuentro con escuelas de cardiología
Revista digital educativa, orientada a promover hábitos que contribuyan a mejorar el desarrollo y la calidad de vida de las personas.