Inicio Ejercicios Ejercicios para el dolor de espalda

Ejercicios para el dolor de espalda

20
0

Combatir el dolor de espalda es uno de los frentes abiertos más habituales en cuestiones de salud que las personas, sobre todo con el paso de los años, tienen que padecer en su día a día.

Entre las causas principales, podemos observar como la falta de ejercicio, la adopción de posturas incorrectas, el levantamiento de pesos o la ansiedad pueden traducirse en molestias en la espalda.

También, patologías reumáticas como la artrosis, irregularidades óseas o la osteoporosis son frecuentes en un sector de la población con problemas de espalda.

Los tratamientos de fisioterapia o masaje ayudan a paliar los dolores en las diferentes zonas de la espalda. Además, los pacientes pueden ejercitarse en casa con rutinas sencillas y no muy costosas que sirvan de apoyo a los tratamientos y ayuden a mitigar el dolor del dorso. El proceso de realización de algunos de estos movimientos y estiramientos, enmarcados dentro de una rutina de entre de 5 y 15 minutos de duración es el siguiente:

Ejercicio puente. En cuadrupedia, flexibilizar la columna en su totalidad. En este ejercicio se realizan dos movimiento acompasados, uno de anteversión pélvica (sacar el culo y subir las cervicales) haciendo un arco. El otro movimiento consiste en simular cifosis con la espalda y hacer una flexión de cervicales. Puede realizarse varias veces durante 30 segundos.

Ejercicio de mahometano. En cuadrupedia, separamos las rodillas, orientamos el trasero hacia dentro apoyando los glúteos sobre los gemelos, flexionamos bien las rodillas y llevamos las manos hacia delante estirando bien la espalda. Inspiramos aire y exhalamos. También entre 20 y 30 segundos de duración.

Flexión de rodillas. Tumbados boca arriba, flexionamos una rodilla acercándola al pecho. Movimiento para estirar el psoas iliaco. Nos sujetamos la rodilla con las manos e intercalamos la misma acción con ambas piernas. En la misma posición inicial, realizamos un estiramiento piramidal. Por un lado fijamos la rodilla como en el ejercicio anterior, pero con la otra mano llevamos el pie al hombro contrario.

Estiramiento de recomposición. Recomendable para restaurar el equilibrio del cuerpo y estirar la columna vertebral. Tumbados boca arriba, hay que doblar las rodillas y abrazarlas. Tomar impulso y moverse hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados. Mientras, elevamos la cabeza e intentamos tocar las rodillas con el mentón. Mantener esta posición durante cinco segundos.

Ejercicio de flexibilización de la columna. Tumbados con la espalda recta sobre el piso, estiramos uno de los brazos hacia el lado y llevamos la pierna al lado contrario con un giro de cadera. Un estiramiento de cadenas cruzadas. Aguantamos en la posición unos 20 segundos e intercalamos el trabajo con las extremidades.

Fuente: Heraldo.es