Inicio Día a Día Asegura 50% casos glaucoma cursan con elevada presión intraocular

Asegura 50% casos glaucoma cursan con elevada presión intraocular

23
0

SANTO DOMINGO

El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico cuando se pierden fibras nerviosas del ojo. El 50% de los casos cursan con una elevada presión intraocular.

Esta afección  puede producir pérdida irreversible de la visión periférica, y en otros casos privación total .

En República Dominicana el glaucoma es la segunda causa de ceguera en niños, pues existe, como en todas Las Antillas, un factor genético de riesgo, “por lo cual toda persona con antecedentes familiares de glaucoma o ceguera debe hacerse un examen oftalmológico anual”.

Así aborda el tema la doctora Cristina Yermenos de Sella, especializada en Cataratas y Glaucoma del Adulto, Congénito e Infantil, de Hospiten Santo Domingo, al celebrarse la semana Mundial del Glaucoma, del 10 al 16 de marzo.

La profesional de la salud asegura que mantener una vida sana, no fumar, ejercitarse, comer saludable para evitar el sobrepeso, que puede llevar a padecer de hipertensión arterial y diabetes, y hacerse un examen anual por un oftalmólogo para determinar la enfermedad en niños, jóvenes y adultos, son las mejores formas de prevención.

“El Glaucoma Primario de Ángulos abiertos no tiene una cura definitiva, además, la visión que se pierde no se puede recuperar, por tanto, el tratamiento que se hace se dirige a detener la enfermedad y evitar la progresión de pérdida visual”, precisó Yermenos de Sella.

Explicó que las personas mayores de 40 años son más propensas a padecer de glaucoma, “igual que los afroamericanos, los hipertensos arteriales, los diabéticos, los pacientes que sufren de migraña y los fumadores, tienen alto riesgo de padecerlo”.

Yermenos de Sella indicó que el glaucoma se puede detectar en varias etapas de la vida desde el nacimiento, el llamado glaucoma congénito en los primeros años de vida, también glaucoma infantil, y en adolescentes se denomina glaucoma juvenil.

Los niños al nacer -puntualizó- deben ser vistos por un oftalmólogo pediátrico que pueda identificar la presencia de la enfermedad, y desde los 2 años deben tener un examen oftalmológico anual preescolar.

“El oftalmólogo especializado hará un examen, que incluya visualizar el nervio óptico por el método de oftalmoscopia, y de ser necesario, hará una tomografía de coherencia óptica del nervio óptico, tomará la presión intraocular y observará las características anatómicas del ángulo en la cámara anterior del ojo, con fines a determinar si hay alguna dificultad en el drenaje del humor acuoso”, manifestó Yermenos de Sella.

 

Artículo anterior¿Trabajas con las manos? Esté atento al síndrome del túnel carpiano
Artículo siguienteExperto dice inteligencia artificial impactará en el campo de salud en 2024
Revista digital educativa, orientada a promover hábitos que contribuyan a mejorar el desarrollo y la calidad de vida de las personas.